Queso de Los Beyos

El prestigio de este queso, vinculado a la zona de producción tradicional, queda demostrado a lo largo de la historia, a través de los diferentes escritos, de la voz popular y de la práctica artesanal que se ha ido transmitiendo de generación en generación y que a día de hoy se sigue manteniendo, con algunas diferencias debidas a los avances tecnológicos y adaptaciones en función de los criterios higiénico sanitarios.


El queso de los Beyos es un queso compacto y sin ojos, ligeramente ahumado, con una fina corteza un poco más oscuro que el interior que será amarillo cremoso cuando es de leche de vaca y blanco ahuesado cuando la leche sea de cabra.


Se elabora con leche de vaca, cabra u oveja. Se presenta en piezas pequeñas, cilíndricas, de altura similar al diámetro, de peso variable, entre 300 y 500 gr.

 

Lo más frecuente son piezas de unos 11 cm de diámetro y 8 de altura. Es un queso que posee la virtud de dejar un recuerdo en nuestro paladar después de haberlo consumido.

 

La zona geográfica delimitada, para la elaboración y maduración, de los quesos amparados por la IGP «Queso Los Beyos», está constituida por los municipios de Oseja de Sajambre, Amieva y Ponga; el primero corresponde administrativamente a la Comunidad Autónoma de Castilla y León y los de Ponga y Amieva a la del Principado de Asturias. Todas las fases de elaboración, incluida la de maduración, se llevan a cabo dentro del área geográfica delimitada.

Se puede adquirir en cualquier bar de la zona e incluso directamente al elaborador en los pueblos del ámbito geográfico. 


Bajo la Indicación Geográfica Protegida "Los Beyos", quedan amparados los quesos elaborados con leche de vaca, de oveja o de cabra; cada uno de ellos con sus propios matices, conferidos por el tipo de leche empleada como materia prima, pero idénticos en su proceso de elaboración, lo que les proporciona unas características comunes, inherentes a esta variedad quesera.

 

El Consejo Regulador; será el encargado de garantizar, tanto en el proceso como en el producto, a través de su estructura de control, el cumplimiento de los requisitos establecidos para poder ser amparados por la indicación geográfica protegida "Los Beyos".Todos los quesos elaborados conforme a los requisitos mencionados, serán identificados con una contraetiqueta numerada, expedida por el Consejo Regulador. Se reconocerá además el producto por el logotipo de la IGP.