GASTRONOMÍA

 

Estas tierras recogen la tradición gastronómica de la montaña asturiana. Una forma de comer y disfrutar con los productos de la tierra, donde la falta de comunicaciones no ha hecho más que acrecentar la sabiduría culinaria atesorada durante generaciones.


Una cocina que ha sabido recoger las viejas recetas de antaño, hecha hoy día a fuego lento con tranquilidad y sabiendo adaptarse a los gustos y necesidades actuales.


Los montes de este concejo son la despensa de codiciadas piezas de caza presentes en nuestros platos. Nuestros ríos aportan la trucha, el salmón y el reo formando una variedad gastronómica única.

 

 

Pero tratándose de una zona rural, el cerdo como autentico refugio de la supervivencia de las gentes de montaña, se encuentra presente en nuestros platos más tradicionales.  La sopa de hígado, embutidos caseros o fabada asturiana son un buen ejemplo a degustar.